Captura De Pantalla 2020 07 13 A La(s) 10.58.13

Así se titula la crónica de Pulso  de La Tercera -parte de un especial sobre “Emergencia hídrica en tiempos de pandemia”- que aborda el potencial y desarrollo en Chile de la desalación de aguas.

La desalinización permite la incorporación de una nueva fuente de suministro de agua de calidad homogénea, segura y su sostenibilidad no depende de variaciones climáticas. Además puede ser utilizada en lugares con poca disponibilidad de agua superficial y subterránea, afirma.

El artículo cita a la Dra. Lorena Cornejo, líder de la Línea 1 de investigación de SERC Chile, quien explica así el proceso:

“En general, un dispositivo desalinizador separa esencialmente agua salada en dos corrientes: una con una baja concentración de sales disueltas (la corriente de agua fresca) y otra que contiene la salmuera (solución concentrada en sales). Estos equipos requieren energía para operar y pueden usar un gran número de diferentes tecnologías combinadas para lograr la separación”.